¡Hola homínido! empiezo 2020 con ganas, publicando más en 6 días que en todo 2019 casi :).

Quiero hacerte llegar una reflexión que ronda por mi neurona hace tiempo, bastante tiempo. Me gustaría saber tu opinión, ya escribí alguna vez que una de las pegas de esto es dar tu opinión sin recibir la de los demás, así no se aprende, sólo se “vocea”.

Al grano ¿es necesario usar zapatillas minimalistas para entrenar?

Espera, que hay trampa, no he acabado… ¿es beneficioso usar zapatillas minimalistas para entrenar?

¡Espera! que sigue habiendo trampa… ¿es beneficioso usar zapatillas minimalistas para entrenar si eso supone que tienes pasar una adaptación larga y cambiar tu modo de disfrutar del deporte?

¡Espera, espera! último giro… ¿qué aporta llevar minimalistas 1h al día (suponiendo que entrenemos 1h al dia) si las otras 15h (suponiendo que duermes 8h) llevas calzado opresor/maligno?

¿No sería más recomendable al revés? llevar calzado liberador 15h al día y durante 1h usar un calzado que no te complique mucho la vida?

Dudo… luego existo.

Si usar calzado minimalista para entrenar no te supone un esfuerzo, te adaptas perfectamente y te gusta el estilo ¡genial! pero ¿y si usarlo significa no poder entrenar en montaña como te gusta (sin mirar mucho al suelo), o modificar tus pautas/zonas para adaptarlas a las peculiaridades minimalistas?

¿Qué buscas? ¿mejorar la postura y salud de tus pies? ¿librarte de lesiones propias del calzado normal? ¿es una cuestión de ética?

Todo depende, como siempre homínido.

Yo empecé muy “radical” con el minimalismo deportivo, pero me he ido moderando mucho, hasta el punto de que ahora mismo uso para entrenar en asfalto/ciudad unas Merrell Trail Glove y en montaña unas Altra Lone Peak. Creo que para asfalto he encontrado lo que me gusta y me va bien, pero para montaña sigo buscando… aunque las Altra son anchas y planas (drop 0, aunque en montaña un drop 4 no me parece relevante) no me convencen del todo… tienen una horma que tiende a “escupir” el pie hacia el exterior. Sigo buscando, y no descarto probar marcas tradicionales siempre y cuando pueda meter mis pies de hobbit sin molestias.

Eso si, en el día a día sólo uso calzado minimalista: ancho, plano y muy flexible. De ese modo paso muchas horas al día trabajando la salud de mis pies…

Tengo dos pares de Camper Peu Camí en uso. Un calzado de calidad, local y a precio razonable en oferta.

Y tu homínido ¿qué crees? es una cuestión de elegir pero ¿no tiene más sentido usar calzado saludable en aquellas situaciones que más horas al día pasas?

Yo creo que si.

¡Un saludo! Sed felices y no dejéis de moveros.