¡Hola homínido! tengo algo que quiero compartir, así que aquí me tienes, espero que te resulte interesante.

Transcribo partes de una carta de Séneca a su amigo Lucilio:

Costumbre fue de los antiguos, y aún se conservaba en mis tiempos, decir al comenzar las cartas: “Si estás bueno todo va bien, yo estoy bueno”. Con igual razón podemos decir nosotros: “Si filosofas todo va bien”. Porque en último caso en esto está la salud, y sin ello el espíritu se encuentra enfermo.

[…] debes oprimir cuanto puedas al cuerpo y dar latitud al espíritu […]

[…] existen ejercicios cortos y tranquilos que desarrollan el cuerpo y no ocupan demasiado tiempo, cosa que debe tenerse muy en cuenta. Ejemplos: la carrera, los movimientos de manos cargados de peso, el salto arriba o a distancia […] elige de estos ejercicios el que más te agrade y el uso te lo hará fácil.

Pero sea el que quiera que elijas, vuelve pronto del cuerpo al espíritu y ejercítalo día y noche. Hacerlo así no cuesta mucho trabajo, porque ni el frío ni el calor, ni siquiera la ancianidad te impedirán cultivar un bien que mejora a medida que envejece. No significa esto que pretenda yo que estés continuamente fijo en un libro o en tus tablillas; es necesario dar al espíritu algún descanso que le recree y no le enerve.

[…] Y ahora ¿cuál es a tu parecer esta vida de necios? […] es la que llevamos nosotros: nosotros a quienes ciega avidez nos lleva a la investigación de multitud de cosas más propias para perjudicarnos que para satisfacernos; nosotros que ya estaríamos satisfechos si pudiese bastarnos algo; nosotros que no consideramos cuán dulce es no pedir nada y cuán magnífico vivir de lo necesario sin depender de la fortuna

Esta carta es una de las 124 que Sergio Catalán (migymencasa.com) ha recopilado en el libro “Cartas de un estoico”. Libro fundamental de consulta del estoicismo, te recomiendo encarecidamente comprarlo y leerlo… poco a poco, carta a carta, reflexionando después sobre lo que leas. Yo lo tengo en papel y en edición Kindle.

Como ves, en pocas líneas Séneca reflexiona sobre la necesidad de ejercitar más el espíritu que el cuerpo, da algunos consejos sobre ejercicios (yo creo que hacía método natural ya, ja ja ja) y termina diciéndo que nos dedicamos a lo de fuera teniendo dentro todo lo necesario (esta es una máxima de la filosofía estoica)

Y como esa, otras 123…

Puedes comprarlo aquí si lo quieres: https://migymencasa.com/seneca/

Sed felices y no dejéis de moveros, hasta la próxima entrada.