Hace un año por estas fechas estaba cerca de hacer el curso de instructor certificado Animal Flow nivel 1. Lo hice, practiqué, me examiné y aprobé.

Desde entonces he ido evolucionando en el uso que le doy a Animal Flow. En primer lugar me pareció un forma fantástica de estirar la musculatura en movimiento. Poco a poco, con la práctica, me fui dando cuenta de que es un modo muy bueno de trabajar, en conjunto la fuerza, la elasticidad, el equilibrio y el control corporal (movilidad). Incidiendo en unos u otros movimientos puedes poner el acento en una u otra capacidad (más fuerza, más movilidad, etc).

Ultimamente lo uso también para sesiones de HIIT y, la verdad, se me hacen mucho más duras que HIIT con ejercicios como burpees ¡me gusta!. El otro día me grabé una sesión para verme y después decidí hacer un vídeo para contarte mi visión de AF, aquí lo tienes, espero que te guste:

 

Anuncios