Se acerca el maratón, esos 42195 metros que tienes que correr y empiezas a acumular nervios y dudas en las últimas semanas.

¿Qué ropa me pongo? 
¿Qué zapatillas llevo?
¿Llevo gafas de sol?
¿Me echo las mechas?
¿Y si digo que se me ha roto una uña y no puedo ir?

Aquí tienes una lista de las cosas que deberías hacer la semana y el día antes.

Semana anterior


– Cortar uñas de los pies. Mejor a principio de semana (lunes o martes) para que el domingo hayan crecido un poco y no te den problemas por si te has pasado un poco en algún punto.
–  Repasar mentalmente el entrenamiento que has hecho, intenta no pensar en lo que tienes que hacer el domingo y si en lo que ya has logrado. Todos esos km, todas esas horas. Estás preparado/a y lo sabes.
– Cuanto antes decidas qué vas a llevar el domingo mejor, haz una lista de material:

  • Zapatillas: si es tu primer maratón no lo dudes, usa las zapatillas que hayas usado en las tiradas largas.
  • Calcetines, pantalón/mallas, camiseta: ¡prohibido estrenar nada! ni se te ocurra, usa ropa que ya tengas probada en entrenamiento o en carreras largas, vete a lo seguro.
  • Gorra, guantes, gafas de sol, etc: no le des muchas vueltas, si el tiempo es dudoso llévalo en la mochila que lleves a la carrera y antes de dejar la ropa decide. Ninguno de esos complementos va arruinar tu carrera por llevarlo o no. Ya tienes experiencia de los entrenamientos, calma.

Día anterior

– Toma tres o cuatro litros de tila ¡es broma! a ver si te vas a pasar el día en el baño :p

En serio.

– Prepara todo el material, y déjalo a la vista (el altar del corredor). Mete en la mochila lo que vaya en la mochila y deja fuera lo que te tengas que poner el domingo.
– Vete a por el dorsal a la feria del corredor, esto es importante :D.
– Esparadrapo (de tela) para los pezones. No es broma, es el mejor método para evitar rozaduras y tampoco duele tanto cuando te lo quites en la ducha. Si eres chica no lo necesitas, el sujetador ya te aísla del roce de la camiseta.
– Vaselina para los pies. Tampoco es broma, entre los dedos y un poco en el puente. Te recomiendo probarlo en alguna tirada larga pues la sensación al principio es un poco extraña.

Y no olvides repasar la mochila y la ropa varias veces a lo largo del día por si algo ha desaparecido, se lo ha llevado un gnomo o se ha volatilizado :p.

Un saludo.

Anuncios