Ni tecnicismos (aunque no suelo usarlos) ni fórmulas mágicas ¿cómo leches me pongo el dorsal? pues hay varias opciones:

1º Intentarlo con la camiseta puesta. Corres el riesgo de clavarte el imperdible 7 veces y acabar poniendo el dorsal al revés, de tal forma que tu lo leas de lujo pero el resto del mundo vea una palabra en cirílico. 


Aunque lo más probable es que lo acabes poniendo torcido y, lo peor, con arrugas en la camiseta.

2º Usar los imanes que venden para ese fin en lugar de imperdibles. En este caso hacerlo con la camiseta puesta es misión casi imposible ¡ojo si estás cerca de la nevera! que el dorsal acaba pegado a la puerta y tu con una hoja de lechuga en la camiseta :p. En serio, los he probado y me resultan incómodos, inseguros y pesados.

3º Quitarte la camiseta, estirarla en algún sitio plano, clavar los imperdibles en el dorsal y luego sujetarlos a la camiseta. Cuando lo hagas, con una mano, ahueca la parte interior de la misma para evitar atravesar también la parte trasera y cerrar la camiseta. En ese caso tendrás una estupenda bolsa con dorsal :p.

Un par de consejos:
– Intenta que los imperdibles no queden a la altura de los pezones.
– Que el dorsal quede lo más estirado posible o luego, en carrera, con el braceo es posible que acabes arrancándolo si se ahueca mucho.

Y eso sólo para ponerse el dorsal… lo de abrocharse bien las zapatillas es de universitario 😉

Aunque una pregunta que siempre me he hecho es ¿por qué se llama dorsal y nos lo ponemos en la parte frontal del torso? pues parece ser que es por que es un término válido para cualquier deporte y ¿dónde llevan el número los jugadores de baloncesto o los de fútbol, por ejemplo? 

Anuncios