Última entrega (hasta que aprenda/investigue nuevas variantes, aunque ya tengo alguna en espera) de flexiones/fondos.


Como ya te dije, en esta ocasión te presento las que para mi son las más exigentes.

Flexión con palmada:

El trabajo básico es igual que en la flexión normal PERO, el impulso para despegar del suelo y el trabajo de absorción del impacto en la caída exigen un trabajo de potencia muy importante. Prueba y me cuentas. Cuidado si llegas al agotamiento, que puedes dejar un retrato de tu cara en el suelo ;).

Flexión asimétrica:

Ya ves, asimétrica por que el agarre no es simétrico. Una mano en el suelo, otra mano en un balón/libro/piedra/escalón… me gusta la versión del balón por que le añade inestabilidad y eso hace que trabajen músculos estabilizadores que normalmente no están implicados o lo están poco. Te animo a probar con dos balones, cada uno de un tamaño distinto.

Flexión diamante:

Las manos juntas, tocándose con los pulgares e índices, formando una especie de diamante… aunque también por la figura que forman nuestros brazos/hombros al realizarlas. El trabajo de hombros y tríceps es importante en esta variante.

Y por último, flexión a una mano.

Correcto, la de las películas de Rocky :). Una variante muy muy exigente que requiere de bastante fuerza en brazos, dorsal y hombro. La técnica es también importante, fíjate que separo bastante las piernas para no caerme hacia un lado y que el cuerpo no queda totalmente recto, algo flexionado por la cadera (poco, lo justo). Si quieres conseguir hacer este tipo de flexión y aun no puedes te recomiendo empezar por usar las dos manos para subir y sólo una para bajar. Y, por supuesto, mucha práctica con todas las demás variantes.

¿Dudas? ¿sugerencias? deja un comentario o escríbeme a luisandes@gmail.com

Un saludo.
Anuncios