Es que… no me da tiempo de desayunar bien.Es que… me como un sandwich de la máquina en un momento.
Es que… voy con el tiempo pegado.
Es que… bla, bla, bla, bla, bla.

Desayunar no es obligatorio, no pasa nada por no desayunar, pero si lo haces no busques excusas para echar cualquier porquería al estómago. 
Aprecia tu cuerpo y cuida tu salud. Piensa en tu cuerpo como en un coche al que le echas gasolina con impurezas… acaba estropeándose el motor.
Esta mañana si quería entrenar no me daba tiempo de desayunar en casa así que:
– Fiambrera
– 5 tomates cortados por la mitad
– 100gr de lomo ibérico
– Silla de la oficina
He entrenado y he desayunado de lujo.
Si yo puedo, tu también.
Anuncios