Días más largos, con más luz y, poco a poco, cada vez con más calor. 

Se acerca el verano y a muchos os entran las prisas ¡hay que ponerse el bañador! ¡tengo que sacar los bikinis del armario!

Está muy bien, dejando a un lado que muchos de vosotros lo hacéis sólo por estética y no por salud, hacer ejercicio siempre es sano y recomendable y los beneficios los obtendréis sea cual esa vuestro motivo ¡bien por eso! eso si, hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones, sencillas, pero que pueden llegar a salvaros incluso de que os quedéis tiesos en algún parque un día de julio con 35º (seguro que todos recordáis alguna noticia de golpes de calor, etc… en gente que estaba haciendo deporte).

Mi primera recomendación es:
Si no eres deportista habitual, nunca hagas nada que hayas visto en una película. Por favor, ya sea a andar, a correr o a pasear, no lo hagas.

No salgas a correr con chandal largo en junio a media mañana.
No te pongas plásticos debajo de la ropa.
No te pongas una sudadera con capucha para entrenar en julio.

Ninguno de esos comportamientos va a hacer que adelgaces más y/o más rápido. Si consigues llegar vivo/a a casa pesarás bastante menos que cuando saliste, correcto, pero probablemente no has perdido NADA de grasa y lo que has perdido son uno o dos kilos de líquidos. Líquidos que tu cuerpo necesita para funcionar y que necesitas reponer cuanto antes.

Tu cuerpo gasta más o menos las mismas calorías con un chandal de algodón que con una camiseta corta y unas mallas ligeras así que ya sabes:
– Usa ropa ligera
– Cubre tu cabeza con una gorra (es buena idea mojarla en una fuente si vas a salir cuando es sol está alto)
– Bebe frecuentemente
– Busca zonas de sombra
– Sal a primera hora de la mañana o a ultima hora de la tarde
– ¿Ya te he dicho que bebas? agua. Los refrescos azucarados no son una buena alternativa.
– En verano, con el calor, los pies se hinchan y podrías tener alguna ampolla los primeros días.
– Cuando llegues a casa, si estás muy acalorado/a, evita meterte en la ducha con agua fría. Estira sin prisa, deja que tu cuerpo vuelva a la calma, y luego te duchas.

Y sobre todo, disfruta y no te juegues la vida por imitar a Rocky Balboa.

Saludos.

Anuncios