Cada día tiene 1440 minutos.

Cada día de tu vida tienes 1440 minutos a tu disposición, son tuyos para que los gestiones como prefieras.

De los 1440, dedicamos una buena parte a necesidades básicas como dormir o alimentarnos. El resto de nuestros minutos los dedicamos a trabajar, relacionarnos, desplazarnos a nuestro puesto de trabajo, lavarnos, peinarnos (quien lo necesite… en eso yo soy un afortunado :p), reirnos, lamentarnos, hablar, llorar, criticar, comprar cosas…

Con esta entrada pretendía que te hicieras consciente del tiempo cada día que podrías dedicar a moverte y que, probablemente, dedicas a otras cosas. Sobre la marcha lo cambio (porque el cambio es necesario) y lo convierto en una entrada para hacernos conscientes (todos) del tiempo que dedicamos cada día a cosas que no queremos.

Haz una lista aproximada, piensa ¿cuánto tiempo dedicas cada día a cosas como criticar, lamentarte, ver la TV, estar enfadado/a, regañar a tus hijos, pensar en lo que querrías hacer y no haces o a comer comida que no es tal sino un producto de laboratorio?

¿Y cuánto tiempo dedicas a reír, hablar, leer, pasear, abrazar, aprender de tus hijos o a hacer algo de ejercicio?

¿Le dedicas a cada cosa el tiempo que quieres dedicarle? son 1440 minutos cada día, recuerda. Quita el tiempo de dormir, comer y trabajar lo que dice tu contrato y organiza el resto.

¿No tienes 30′ para moverte? te quedan 1410 para el resto de cosas.
¿No tienes 10′ para llamar a un amigo o 30′ para jugar con tus hijos? ¿cuánto tiempo dedicas a ver la TV? ¿cuánto a protestar porque no te gusta tu trabajo? ¿cuánto en un atasco que probablemente podrías evitar yendo en moto o en transporte público?  

¿Eres dueño/a de tu tiempo libre? 

Hay un pequeño cambio que te dará mucho tiempo que dedicar a otras cosas: apaga la TV. Dedica el tiempo que pasas viendo la TV a otras cosas: lee, camina, piensa, haz flexiones, o simplemente no hagas nada, mira por la ventana y no hagas nada, relájate.

1440 minutos cada día.


Anuncios